El lugar más seguro donde confías a tus hijos, a parte de tu propio hogar y las casas de tus familiares, es la escuela. Aquel agradable sitio donde tus hijos deben aprender a desarrollarse individualmente, y donde comienzan a sentirse parte de un lugar. No obstante, pueden ser en este lugar victimas de bullying y por eso hay que aprender que hacer como padres ante el bullying.

Lo que sufre tu hijo a causa del bullying

 

bullyng sufrimiento hijos

El bullying son todas aquellas situaciones de violencia, física o psicológica, donde algunos chicos comienzan a molestar a otros que se muestran más débiles u frágiles.

El niño o la niña que se dedica a acosar a otros lo hacen incansablemente, y solo por su propio disfrute y goce, ya que se siente mejor que todos, y mucho más superior. Mientras que el acosado o victima va a sentirse inferior y poco capaz de enfrentarse a tales represiones, violencia, discriminación, y golpes corporales.

Es así como el que acosa se encarga de aislar completamente a su oponente, dejándolo simplemente solo, impidiendo que los demás se acerquen a él. El acosador no le permite a su víctima que se involucre en los juegos, le llama por diferentes apodos, lo golpea una y otra vez o así como también realiza burlas en público para humillarlo

En sí, son muchas actitudes que se pueden desarrollar ante esta situación, y el niño acosado simplemente se va a sentir bastante desprotegido y hostigado.

¿Cuál es nuestro deber como padres?

Probablemente, nuestros niños sean incapaces de confesar lo que está ocurriendo. Así que como padres debemos estar al pendiente de la actitud de nuestros hijos, concentrarnos en saber analizar las señales que nos darán.

Es por eso que es muy importante que nos interesemos en asistir a cualquier actividad escolar donde se nos permita la entrada. Así mismo, estar atentos en el momento en que lo buscamos en la escuela, observar como interactúa con los demás niños, estar al tanto si el niño posee algún golpe o ha llorado recientemente.

Según muchas investigaciones, se han comprobado que las víctimas del bullying quedan marcados de por vida, porque estas acciones tienen un gran impacto en ellos. Por lo que como padres debemos estar muy atentos a esta clase de agresiones, y también tener muy en claro lo que debemos hacer si se presenta esta situación en nuestros hijos.

¿Qué debemos hacer?

para el bullyng stop

Si estás pasando con tu hijo por un caso de bullying o sospecha que algo así pasa es normal sentirse preocupado. Por eso hemos hecho una pequeña recopilación de que debemos hacer frente al acoso escolar como padres.

Dectarlo

Lo primordial es saber detectarlo. Dado que nosotros somos quienes mejor conocemos a nuestros hijos, debemos analizar muy bien cada una de sus actitudes. Si identificamos algún cambio en su estado de ánimo, si se le ve triste y muy apegado a nosotros, desanimado y despistado, hay que comenzar a plantearse la idea de ir a la escuela y averiguar qué está ocurriendo.

Asimismo, las excusas que pueda darte tu hijo pueden hacerse presentes. Aquellas las utilizará para no ir a la escuela de ninguna manera; querrá fingir algún tipo de enfermedad solo para quedarse en casa, donde se siente completamente seguro.

Conversar con nuestro hijo

padre e hijo conversando

Al detectar que algo no anda bien, lo que debemos hacer es intentar hablar con él y hacerle ver que puede confiar en nosotros porque somos sus padres y lo vamos a proteger completamente.

Este tipo de conversación es muy importante, hay que transmitirle toda tu preocupación y apoyo. El va a querer que le creas y le acompañes, y tal vez sea muy difícil para tu hijo admitir todo lo que está ocurriendo, es por eso que debes ser muy paciente con él.

Tu hijo debe saber que de ninguna manera es su culpa lo que está pasando, que no tiene ninguna clase de responsabilidad. Por lo que tienes que convencerlo de hablar ante las demás autoridades de la escuela, quienes deben protegerlo de la misma manera que tú lo haces.

Evita a los padres del acosador

Se aconseja muchísimo que no decidas acercarte a los padres del niño que hostiga a tu hijo. Esta no es una acción muy inteligente ni recomendable, dado que puede ocasionar un gran problema. Ninguna familia va a aceptar que se le señalen aspectos negativos de sus hijos y al enterarse el acosador de esto puede agudizar su maltrato contra los niños.

Acudir con un especialista

ayuda profesional bullyng

Lo mejor que puedes hacer para el bienestar de tu hijo es buscar ayuda psicológica, ya que de esta manera se tratará el problema desde la raíz, y el psicólogo ayudará a tu hijo a solventar aquel impacto que ocasionó el bullying en sus emociones.

Lee: Padres de adolescentes. ¿Qué hacer? ¿Cómo manejar esta edad?

Acudir a las autoridades escolares o civiles

Muchos padres se plantean la decisión de cambiar al niño del colegio donde son acosados. Pero lo más conveniente en este tipo de casos es que se intente solucionar la situación, dado que esta puede repetirse en algún otro colegio, porque esto ocurre en todas partes.

Es por eso que lo más adecuado es enseñarle al niño que posee las herramientas necesarias para defenderse de cualquier persona que intente atacarlo. Recuerda todas aquellas consecuencias que trae consigo el bullying, incluso hay consecuencias sumamente extremas. Por lo que es muy recomendable que optes por hablar con el maestro de tu hijo, siendo muy discretos sobre el asunto, además de ser muy específico sobre lo que sucede.

Si las personas que se encuentran en el colegio, los maestros o directores, son incapaces de controlar la situación adecuadamente, lo más lógico es que los padres del niño hostigado denuncien la situación incluso en instancias civiles. Y en tal caso si se debería considerar la opción de trasladar al niño a un colegio donde los maestros y otros responsables sean capaces de poner orden en tales situaciones.

Son muchos los casos de acoso escolar, por lo que es primordialmente necesario que eduquemos a nuestros niños. De tal manera que no permitan que ninguna persona los pisotee ni los haga creer que son inferiores.

Es muy adecuado hablar con nuestros hijos y darles esa confianza para que ellos sean capaces de comunicarnos cualquier tipo de hostigamiento o agresión sin miedo a ser juzgados.

Por otra parte, tu hijo debe sentirse apoyado y protegido en todo momento, principalmente debes enseñarlo a pedir ayuda si así lo requiere, y alejarse de las situaciones violentas lo más rápido que pueda.