La familia es el núcleo más importante de la sociedad y la cual influye tremendamente en nuestros hijos, pero hay padres que se dedican a ser buenos matrimonios pero malos padres. Y muchos hemos crecido con padres tóxicos. Te mostramos 6 características tóxicas en los padres y que hacer al respecto.

Es muy importante señalar que los hijos necesitan en sus vidas padres comprensivos, que les brinden todo el apoyo que necesitan y sobre todo, sean buenos consejeros. Todo esto va a hacer la vida de nuestros hijos mucho más fácil; ellos sabrán enfrentar sus problemas, sabrán que cuentan con sus padres en todo momento, y sentirán esa confianza tanto en sí mismos como en los demás.

Sin embargo, hay situaciones donde esa relación entre padres e hijos no es tan buena como debería ser. Existen padres tóxicos que poseen algunas características de su personalidad, incluso experiencias pasadas, que hacen sentir mal a sus hijos sin una razón, y de una forma a veces muy sutil. Por eso hemos decidido hablar un poco sobre las características de los padres tóxicos.

Actitudes y acciones de padres tóxicos

Te presentamos algunas de las características de aquellos padres tóxicos que hacen de la vida de sus hijos toda una pesadilla, dañándolos pese a ser las personas que se suponen deben querer y proteger por sobre todas las cosas.

1. Los padres tóxicos son en extremo estrictos

padres muy estrictos

Existen muchos padres que son demasiado exigentes con los niños, pero no en el buen sentido de la palabra. Estos nunca se muestran satisfechos con los logros del hijo, se muestran excesivamente críticos y perfeccionistas según sus gustos.

Este tipo de padres creen que sus hijos mejorarán como personas cuando se les recuerde una y otra vez todos los errores que cometieron. Y toman a la crítica como un método de educación sin saber que esto les hiere emocionalmente.

Cuando hacen esto regularmente, ocasionan serios problemas a nivel emocional en los niños que pueden marcar el resto de sus vidas. Estos padres tóxicos ocasionan en sus hijos una baja autoestima, además de hacerlos sentir sumamente inferiores. El hijo adoptará una personalidad también perfeccionista, lo que hará que se sienta decepcionado constantemente.

Lee también: La importancia del padre en la crianza de los hijos

2. El padre manipulador

Otra de las características de los padres tóxicos es la manipulación, que puede de forma consciente o inconsciente. El hecho es que de cualquier forma esta actitud daña a sus hijos en gran medida.

Ellos suelen ser así con todas las personas, pero los seres cercanos son quienes más reciben dichos tratos y sufren las consecuencias. ¿Sabes qué significa ser una persona manipuladora? Es esa clase de persona que es muy buena localizando las debilidades de los demás y utilizarlas en su contra, esto lo hacen de forma muy discreta y casi imperceptiblemente, una y otra vez hasta que logran cumplir con sus fines.

3. Autoritarismo

caracteristicas padres toxicos

Los padres tóxicos son exageradamente autoritarios, por lo que sus hijos son continuamente obligados a cumplir con sus órdenes. Se les obliga a actuar como se les indica, a vestirse como se les dice, a tener los amigos que ellos desean, es decir, sus padres jamás toman en cuenta sus necesidades o sus emociones al respecto.

Son intolerantes y opresivos, por lo que hacen sentir mal al niño, mostrándose violentos cuando estos no actúan o no hacen lo que desean. Estos padres incluso son capaces de decidir por ejemplo qué carrera profesional debe estudiar en el futuro el niño, dejando a un lado la opinión de sus hijos.

También puede ser que el padre o madre proyectan sus sueños en sus propios niños. Pretenden que ellos hagan todas aquellas cosas que no pudieron hacer cuando estaban jóvenes. Y obviamente los presionan demasiado a hacer ciertas cosas, que inclusive no toleran, lo cual añade muchas frustraciones.

4. Poca comunicación

La comunicación es algo muy importante, ya que sin ella van a propiciarse muchos problemas. Los niños necesitan entender muchas cosas, expresar sus necesidades, dudas, inquietudes, y es responsabilidad de los padres acudir a ellos, por lo que deberían escuchar todo lo que dicen, y también expresar su opinión al respecto.

Los padres tóxicos no le permiten a sus descendientes expresar su opinión, solo esperan que obedezcan y sean muy dependientes de sus decisiones.

No son afectuosos ni brindan cariño a sus hijos, lo cual es sumamente necesario, sobre todo cuando se sienten confundidos y solos. Nada se compara al cariño que debe existir en un hogar y la familia, ese que puede ayudar a sobrellevar malos momentos, fortalecer vínculos, y crear buenos momentos.

5. Maltrato

padres maltratadores

En algunas familias se suele maltratar a los pequeños, no solo físicamente, sino también verbalmente. El padre o la madre tóxica suelen hacerlo la mayoría del tiempo y sin motivos aparentes, solo lo hacen por no sentirse satisfechos con la actitud del niño. Esta acción les provoca muchos daños en la autoestima y recuerdos que difícilmente podrán ser olvidados.

No reconocen las buenas habilidades y logros de sus hijos, sino que prefieren criticar en todo momento, y esto lo hacen involuntariamente, ya que es parte de sus personalidades. Suelen reprenderlos y reprocharlos, juzgan, censuran y desaíran a sus hijos, y estos solo van a ponerse a la defensiva, con discordia y además desconfianza.

En ocasiones, hay padres que no se sienten felices con su vida, por lo que eso empeora el estado de ánimo que poseen. Debido a esto pueden estar irritables y molestos todo el tiempo, y suelen proyectar sus fracasos en las personas que se encuentran cerca. En la mayoría de los casos, quienes resultan afectados por estas actitudes son los niños.

6. Protectores

La protección puede que sea muy normal pero hasta cierto punto, ya que se puede desarrollar una sobreprotección muy tóxica. Es muy común esta actitud cuando el niño se encuentra más grande y desea salir con sus amigos, sus padres no los dejan salir por miedo a que les suceda algo malo, incluso cuando van a solo ir al cine o al parque por la tarde.

Este tipo de sobreprotección causa que sus hijos se muestren muy inseguros, no tengan cierta independencia, y no puedan hacer vínculos externos. Algunos padres tóxicos ni siquiera toleran que tengan amistades que no les agradan, ellos pretenden elegir quiénes pueden ser sus amigos.

Puedes profundizar más sobre el tema de los padres tóxicos comprando y leyendo el siguiente libro en oferta especial:

 Padres tóxicos Versión Kindle

 

Fuentes:

Te pedimos que por favor nos ayudes compartiendo en las redes sociales para poder llegar a más personas. Tienes que hacer clic en cualquiera de las botones de abajo. Muchas gracias por tu ayuda y apoyo.

apoyanos